Donde el corazón de una Madre reside, desde el que nacen todo tipo de historias reales, sueños, utopías…cualquier cosa puede encontrarse como en el famoso “bolso de Mary Poppins”. ¿Por qué reinventarnos a nosotras mismas? Mejor, ¡¡Reinventemos el Mundo!!. Cómo decía un antiguo matemático, “Dadme un punto de apoyo y moveré el Mundo”. Las Madres (y los padres “de verdad”) somos ese punto de apoyo, en nosotras reside hoy la responsabilidad de educar a los hombres y mujeres que crearán el mañana. En nuestras manos está la fuerza para poder empezar a reinventar el mundo, así nuestros niños y niñas vivirán en un mundo más solidario, sin injusticias, sin pobreza…Es verdad, todo esto suena a utopía, pero también el hombre pensaba que nunca podría volar junto a los pájaros y ahí están los aviones…

Sobre mi

¡Ay que momentazo! cuando llega la hora de confirmar esa extraña palpitación que tienes y que te dice sigilosamente ¡Estas embarazada!. En ese instante lo que se te ocurre es ir a la farmacia y pillar la primera prueba de embarazado que te ofrecen, si, esa de rayitas, de la que siempre has oído hablar y piensas que no será tan difícil poder descifrarla. Con el “instrumental” en tus manos sales escopetada de la farmacia y una sonrisa picarona reluce en tu cara . Corriendo subes a casa como si de un rayo se tratara y te encierras en el baño. Una vez allí empiezas a temer por tu “integridad higiénica” y piensas cómo podrás hacer puntería en aquel pequeño “artilugio”, así que sin más y con unas ganas locas de saber el resultado te pones manos a la obra (algunas ni miramos las instrucciones de uso, así  nos pasa luego…) y ya solo te queda esperar cinco minutos para que tu vida cambie para siempre…Cuando por fin

¡¡Ilusa de mí!!, esta semana empecé el lunes pensando a ver si podía sacar un huequillo y mirar algunos “abalorios” (véase definición: Objeto de adorno vistoso y generalmente de poco valor), pues eso, algunos de esos para mí antes de que llegara el “famoso” Black Friday y así, tal día como hoy, ir a tiro hecho, ya que mi fondo de armario deja muuucho que desear…pero nada, nos plantamos de lleno en el Black Friday y, para variar, no me ha dado para más la semana, así que hoy a primera hora decidí “coger prestados” a la empresa unos cuantos megas y mirar en internet por si algo de última hora pudiera caer, pues no, tampoco, me empecé a liar y descubrí que también era Black Friday en tiendas de bebés, así que, como siempre, acabé mirando cosas para las peques…¿Por qué será? ¿Qué tipo de

El otro día, gracias a mi querida “providencia”, cayó entre mis manos un ejemplar de un libro del cual no creo que queden ya muchos en circulación (o eso espero…). Nada más echarle un vistazo mis ojos se salían de sus orbitas, no podía creer lo que estaba leyendo…Sin más aquí os dejo algunas de las “perlitas” nacidas seguro de una “celebre cabeza pensante” de antaño encaminadas a “mejorar” la educación de aquellas mujeres que son ahora nuestras madres y abuelas…:

 

¡Ay, Amigo mío! Después de tanto oír hablar de ti durante el embarazo (porque antes apenas sabía de tu existencia, por no decir nada…), te imaginaba de miles de formas posibles pero ninguna de cómo verdaderamente eras. Llegaste  al mismo tiempo que mi pequeña convirtiendo cada rincón de lo que antes era yo en algo completamente distinto. En el hospital comenzaste a cogerme “confianza”, empezando así  nuestra larga amistad. Sin apenas tres días desde que empecé a conocerte te estableciste en mi casa como si fueras uno más, como si de un huracán se tratará, dejándome sin fuerzas para poder disfrutar de mi pequeña. El sueño, los dolores y la falta de energía, entre otras muchas bondades, han sido tus grandes aliados y tus mejores estrategias de expresión.  No pasó siquiera un día desde que llegaste a mi casa cuando empezaste a acampar a tus anchas por todas las habitaciones, convertiste todo en un verdadero caos donde los pequeños detalles de la tan cuidada decoración que antes reinaba (más o menos..) dejaron paso a una mezcla vintage, gótica, infantil y modernista combinados con poco...

Tras una semana de miedo, por no decir pánico, que has sentido cada día cuando suena el “estúpido” reloj a las 06:30 h, con ese pitido incesante y tu cuerpo sin apenas fuerzas para poder apagarlo y menos aún para poder levantarte tras la “noche Toledana” que has pasado, pero lo intentas, de verdad que lo intentas aunque el sueño, en medio segundo, vuelve a apoderarse de ti y… otra vez el pitido, ¡¡¡ya llegas Tarde!!!¡¡Arriba!! Como un resorte saltas de la cama con el corazón a mil, prisas, desayuno, bocata en mochila, babi, llantos, toses, quejas, sonrisas, zapato escondido, vómitos, alegría (poca a esas horas pero hay que intentarlo…), y en el portal te miras y notas que te falta algo, no llevas tu abrigo, justo ahora, que a esas horas intempestivas empieza a “refrescar”, toca volver, pero las miras a ellas y eso sí, ellas sí van preparadas,¡¡llegas más tarde todavía!!. ¡¡Victoria!!, por fin llegas al colegio, pero no, todavía no ha acabado tu Odisea Mañanera...
cenebaBeatrizpotter2.png