Queridos Reyes Magos,   
No sé si os acordaréis de mí, soy aquella niña que hace años, cada Navidad, os escribía emocionada contándoos lo buena que había sido y lo bien que me había portado. Era aquella pequeña que, mientras echaba la carta al buzón, soñaba con su bicicleta mágica con la que se imaginaba descubriendo lugares increíbles junto a su querida muñeca de malos pelos. Era aquella mocosita que apenas podía dormir la noche en la que entrabais por su ventana, ansiosa de que llegara la mañana y poder así salir brincando de la cama hacia el salón para abrir todos los regalos ganados a pulso por su “buen“ comportamiento…Pero hace ya algún  tiempo que no os escribo, lo sé,  los días pasan rápido y mis quehaceres diarios no me dejan parar y dedicarme unos minutos. Ahora me veo reflejada en mi pequeña y junto a ella vuelven a mí las ilusiones de antaño, es por eso que mientras ella escribe sus deseos yo aprovecho para enviaros también los míos:

   Quisiera poder llegar a recoger a mi niña a la salida del colegio sin tener que ir a la carrera y sin apenas fuerzas para jugar con ella.

   Quisiera que en el trabajo no me miraran como un “bicho raro” solo por haberme cogido jornada reducida para poder formar parte de la vida de mi hija.

   Quisiera poder quedarme con mi bebé de apenas seis meses cuando está malita sin tener que pedirme días de vacaciones (porque las vacaciones tienen otro fin) y sin que otra persona la cuide por mí.

   Quisiera no tener que volverme loca cuadrando las vacaciones escolares de mi niña con las mías y las de prácticamente todo el mundo que conozco para que alguien se pueda quedar con ella.

   Quisiera que mi hija se tomara las judías verdes que con tanto empeño he preparado sin tener que convertirme en todo un “Maestro Zen” de la Paciencia.

   Quisiera, Quisiera...                    

P.D: Y, por favor, si os queda un huequito en el camello me encantaría que me trajerais un sustituto para mi abrigo “ochentero”, que sigo sin tener tiempo para ir a comprármelo.    

Aquí os dejo la carta que tal cual será enviada a sus Majestades de Oriente y a las de Occidente también...

 

                                                  


 

Volver

cenebaBeatrizpotter2.png