Tras una semana de miedo, por no decir pánico, que has sentido cada día cuando suena el “estúpido” reloj a las 06:30 h, con ese pitido incesante y tu cuerpo sin apenas fuerzas para poder apagarlo y menos aún para poder levantarte tras la “noche Toledana” que has pasado, pero lo intentas, de verdad que lo intentas aunque el sueño, en medio segundo, vuelve a apoderarse de ti y… otra vez el pitido, ¡¡¡ya llegas Tarde!!!¡¡Arriba!! Como un resorte saltas de la cama con el corazón a mil, prisas, desayuno, bocata en mochila, babi, llantos, toses, quejas, sonrisas, zapato escondido, vómitos, alegría (poca a esas horas pero hay que intentarlo…), y en el portal te miras y notas que te falta algo, no llevas tu abrigo, justo ahora, que a esas horas intempestivas empieza a “refrescar”, toca volver, pero las miras a ellas y eso sí, ellas sí van preparadas,¡¡llegas más tarde todavía!!. ¡¡Victoria!!, por fin llegas al colegio, pero no, todavía no ha acabado tu Odisea Mañanera...

 ..., en el camino se ha producido un pequeño imprevisto dejando la tapicería del coche con un toque “marrón pastel”, así que a volver a empezar, cambio pañal, bodi y polainas talla 6 meses, ¿Qué haces con ese ajuar? Pues te lo llevas al trabajo (sin comentarios…) y con él, como cada mañana también te llevas una desazón en el cuerpo por tener que dejarlas tan pronto y ver sus caras de tristeza…Para más I.N.R.I, después de pasar la tarde del domingo una hora preparando un disfraz de vaca talla 3 años, con todo tu esmero, eso sí, has dejado aparcado el hilo y la costura porque no es lo tuyo, y con unas cuantas bolsas de basura y celo se hacen maravillas, (PD: si quieres esa tarde puede ser una gran tarde de risas solo hay que sacarle gusto a las cosas). Llega el día de ponérselo, vas sonriente porque por fin no te has confundido de día pero, al llegar la tarde, te das cuentas que esta vez de lo que te has confundido es de NIÑA, así que tal cual se lo han "encasquetado" al bebé, talla 6 meses, y más que ir de vaca parece que una vaca se ha comido a la pequeña , ¡un estupendo disfraz terrorífico para Halloween!.

Cómo ha ido cambiando la fiesta de Todos Los Santos ahora se llama la noche de Halloween, pero hay una que sigue siendo la misma, y esa es sin duda el Miedo, es una emoción intrínseca en el ser humano. Seguro que en el día de Halloween hay muchos niños que, según los disfraces que vean a su alrededor, se sientan apoderados por el Miedo. Siempre se ha dicho que el miedo es libre, y lo mejor es poder gestionarlo y controlarlo, y si se puede aprender a hacerlo desde pequeñitos mucho mejor. El miedo es una emoción que siempre estará ahí y según cada niño tendrá diversas formas, si este miedo se hace fuerte nos impedirá realizar muchas cosas de las que seríamos capaces si consiguiéramos dominarlo.

A continuación os dejamos una pautas para intentar ayudar a los más pequeños para que, desde temprana edad, empiecen a luchar contra los miedos que paralizan, tened en cuenta que estas pautas pueden adaptarse a cada niño en función de su edad. También os dejamos un cuento bastante bueno para ayudar a que los peques afronten mejor el miedo a la oscuridad.

PD: tened en cuenta que el día 2 de noviembre en muchas Comunidades (Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y Galicia) es festivo para papás y niños pero en otras, por ejemplo en Madrid, es solo festivo para los peques, así que tocará llevárnoslo a la oficina ¿no?. ¡Nuestra más sincera “enhorabuena” a los que han programado con tanto “detalle y delicadeza” los días festivos!.

así que ¡¡Buenas Fin de Semana y Buena Suerte!!

Pautas para ayudar a los peques a superar sus miedos

Bonito Cuento para vencer al miedo a la oscuridad

Volver

cenebaBeatrizpotter2.png