LACTANCIA MATERNA   LACTANCIA ARTIFICIAL

Una de las primeras preguntas que se hace casi toda embarazada es si le dará o no el pecho a su bebé. Para muchas es un quebradero de cabeza, surgen mil dudas sobre cómo se desarrollará la lactancia, nos vemos con muy poca información y muchos miedos. Algunas nos hacemos una idea de cómo queremos que sea y al final puede que todo acabe siendo de una manera bien distinta...Hemos hecho la misma pregunta sobre lactancia a dos mamás con puntos de vista contrapuestos. A continuación os dejamos dos formas distintas de vivir la lactancia y una misma manera de querer a un hijo...

 

¿Por qué optastes por la lactancia Materna?
Esta es una pregunta que me hice cuando estaba embarazada y sin apenas buscar información tomé la decisión de intentarlo, no tuve que pensarlo mucho:
Mi instinto me decía que sí, que era algo natural, una continuación de la etapa del embarazo.
Sabía que era lo mejor para mi hijo, para su salud, dentro de los miles de estudios que hay sobre la lactancia en todos se habla de que la leche materna conlleva todos los nutrientes que necesita el bebé para desarrollarse
Lo que es aún más importante contiene anticuerpos que le ayudarán a proteger al bebé de distintos tipos de enfermedades.
Por otro la mamá y el bebé crean entre sí un vínculo muy fuerte debido a que pasan muchas horas juntos.
Para la mamá también existen muchos beneficios en cuanto a la salud ya que ayuda a recuperarse tras el parto esto es así porque al dar el pecho el cuerpo de la madre reacciona mediante contracciones ayudando a expulsar los famosos loquios.
Para mí fue una época de sacrificio sobre todo al principio pero qué es realmente la maternidad sino una dedicación exclusiva en la que das todo tu amor a tu hijo sabiendo que lo que haces es lo mejor para él cueste lo que cueste…

¿Por qué optastes por la lactancia Artificial?
La verdad es que prácticamente lo tuve claro desde que me quedé embarazada: Conocía multitud de mamás que lo habían pasado realmente mal desde el primer día que cogieron a su niño en brazos, las veía tan sumamente tristes con sus dolores en el pecho, sin apenas dormir y sin ser felices con sus pequeños que sabía que yo no iba a poder con todo eso.
Yo quería disfrutar con mi pequeño sin tener que pasarlo mal.
Además tenía miedo de que no comiera lo suficiente.
Por otro lado me parecía una gran idea que mi pareja participara en criar a nuestro bebé junto conmigo, creo que él se merecía poder vivir esa experiencia también.
Si yo no estaba fuerte física y mentalmente ¿como podría cuidar de él?.
Pero me quedaba la cuestión de si las leches de inicio tendrían todo lo necesario para mi bebé y la verdad es que actualmente la fórmula de estas leches no tiene nada que ver a la que había hace treinta años, ahora pasan controles muy exhaustivos y además llevan componentes adicionales que la mejoran para intentar darle más defensas al bebé.
Sinceramente fueron unos meses exigentes, pero llevaderos,  compartidos con mi pareja al cuidar a nuestra pequeña  y pudiendo tener yo más tiempo y energía de dedicación para mi princesa ...

Volver

cenebaBeatrizpotter2.png