Donde el corazón de una Madre reside, desde el que nacen todo tipo de historias reales, sueños, utopías…cualquier cosa puede encontrarse como en el famoso “bolso de Mary Poppins”. ¿Por qué reinventarnos a nosotras mismas? Mejor, ¡¡Reinventemos el Mundo!!. Cómo decía un antiguo matemático, “Dadme un punto de apoyo y moveré el Mundo”. Las Madres (y los padres “de verdad”) somos ese punto de apoyo, en nosotras reside hoy la responsabilidad de educar a los hombres y mujeres que crearán el mañana. En nuestras manos está la fuerza para poder empezar a reinventar el mundo, así nuestros niños y niñas vivirán en un mundo más solidario, sin injusticias, sin pobreza…Es verdad, todo esto suena a utopía, pero también el hombre pensaba que nunca podría volar junto a los pájaros y ahí están los aviones…

Sobre mi

Así tal cual suena, no soporto su tono autoritario lleno de descontrol y frases sin sentido. La forma que tiene mi jefe de intentar “dar una lección” es gritando. Puede estar más de quince minutos con un tono despectivo y diciendo de todo menos cosas bonitas. Así es la realidad, la mía y la de muchos otros. El otro día sin más, a primera hora de la mañana, cuando apenas me estaba recuperando del madrugón me llamó a su despacho. En su gesto nada más entrar se divisaba marejada alta, por no decir Tsumani,  así que...

¿Cuántas veces no habremos visto parejas que han decido separarse al poco tiempo de haber sido padres? No hace mucho una compañera de trabajo, mientras hacíamos un “break” en el trabajo, me comentaba que la relación con su chico no iba muy bien, y para intentar solucionarlo se estaban planteando tener hijos a ver si formando una familia eso les ayudaba a superar el bache. Al escuchar sus palabras y sabiendo lo que la maternidad conlleva, no pude más que decirle que ni se le ocurriera, que estaba totalmente equivocada, que en la mayoría de los casos (no me gusta generalizar al 100% porque nunca se sabe..) los hijos hacen que una pareja discuta mucho más de lo que lo hacía antes…

Llegas del trabajo, vas a recoger a tus pequeños al colegio y de seguido tienes que ir a hacer recados, ir a la compra, limpiar la casa, preparar la comida de mañana y miles de cosas menos poder estar un rato con tus pequeños, pero quizás exista un equilibrio entre nuestras obligaciones y el disfrutar junto a ellos, quizás de cada una de las “tareas” que tenemos que hacer en nuestro día a día podamos sacar alguna manera de que sean más llevaderas, y tampoco estaría mal sacar de vez en cuando esa niña que llevamos dentro y ser tontunas, seguro que ellos se parten con su mamá poniendo caras. Aquí os dejamos un...

Pues sí, lo soy y así lo siento.

  • Soy perfecta porque acabo agotada al final del día y con ganas solo de irme a dormir.
  • Soy perfecta porque a veces necesito encerrarme en el baño y volver a encontrarme a mi misma.
  • Soy perfecta porque intento que mis hijos coman lo más sano posible aunque a veces haya días que los gusanitos nos invadan.
  • Soy perfecta porque intento cocinar lo mejor que puedo, incluso me lanzo a innovar al más puro estilo David Muñoz aunque al final el “Pato al Orange” se convierta en un filete empanado de última hora...

Estimadas Señorías,

Aquí nos encontramos de nuevo con un taponamiento político gracias a ustedes y a su incapacidad de dialogar. Desde sus posiciones que deberían ser el modelo de comportamiento de nuestra sociedad, ustedes, nuestros representantes ante el mundo, no se preocupan lo suficiente por llegar a unos acuerdos, y mientras tanto el resto de “mortales” que les hemos ido a votar seguimos esperando a que por fin salga una “fumata blanca” y podamos tener  de una vez por todas un gobierno “en condiciones” (aunque eso aún lo dudo sí lo tendremos en algún momento de la historia…)....

cenebaBeatrizpotter2.png