Preparativos

HABITACIÓN

CUNAS PRIMEROS MESES

Durante los primeros meses de vida nuestro pequeño suele dormir muchas horas pero en pequeños periodos de tiempo a lo largo de todo el día. Se suele decir, por lo general, que se despiertan para comer cada tres horas pero la realidad, en la mayoría de los casos, es bien distintas, a veces no llegan ni a las dos horas seguidas, lo cual hace que sea agotador, por eso una de las mejores opciones es tener al bebé cerca esos primeros meses. Dentro de las posibilidades hay dos tipos de opciones que ocupan poco espacio y tienen una buena movilidad para poder desplazar al bebé a cualquier sitio de la casa donde estemos, estas son:

 MINICUNAS 

Ventajas

  • El bebé puede dormir en ellas hasta aproximadamente los 5-6 meses dependiendo de lo que pese y de sí se incorpora por si mismo.

Incovenientes

  • Por lo general las minicunas suelen ser muy bajas y para coger a los bebés nos tenemos que agachar mucho y muchas veces al día lo cual puede repercutir en nuestra espalda.
  • Por otro lado la mayoría de las minicunas están formadas por una tela que la rodea por completo haciendo que la circulación del aire no sea del todo óptima, aunque gracias a los avances en tejidos este aspecto se está mejorando.
  • Otro inconveniente es que para poder ver al bebé te tienes que incorporar ya que la tela no te deja verle, al principio la mayoría de las mamás tenemos que mirar al bebé varias veces para quedarnos tranquilas, es como un instinto natural de protección, tanto levantarnos y acostarnos nos deja agotadas sin poder conciliar plenamente el sueño, algunas minicunas disponen de una rejilla para facilitar el paso del aire y poder ver a nuestros bebés pero aun así seguimos incorporándonos.

Otra alternativa de minicunas son las que están preparadas para el colecho, esta opción está muy bien porque puedes ver al bebé y estar en contacto con él más fácilmente, de esta manera tanto la mamá como el bebé pueden dormir mejor. De este tipo de minicunas hay una en el mercado que se llama "Chicco Next to me" es muy similar a una minicuna pero acondicionada para acoplarla a nuestra cama, la han hecho en varias alturas asi que  teniendo en cuenta la altura de nuestra cama puede ser una buena opción, siempre y cuando nuestro bolsillo lo permita porque suele rondar los 200 euros.  

 MOISÉS 

Ventajas

  • Tiene una altura más elevada que la de la minicuna así no nos tenemos que agachar para coger al bebé.
  • Es algo más pequeño con lo que su movilidad es mayor.
  • Los hay con o sin ruedas, siendo los de con ruedas los que pueden desplazarse por la casa manteniendo la base segura ya que algunos moisés se pueden llevar con asas, pero aseguraros siempre que donde le dejéis tenga una base estable para que no vuelque, cuidado con los sofás, mesas, etc. Su coste suele ser más económico que el de la minicuna.

Inconvenientes

  • Inconvenientes: al no disponer de mucha altura de la tela que le rodea, el bebé solo puede estar en él hasta que empieza a moverse e incorporarse, esto suele ocurrir entorno a los 3 meses aproximadamente, a partir de este momento ya no es seguro por el riesgo de caída.

CUNAS SIGUIENTES MESES

Cuando el bebé ya tiene un tamaño que tanto la minicuna como el moisés se le quedan pequeños es hora de cambiarle a una cuna más grande. En rasgos generales y para no haceros mucho lío hay dos tipos de cunas, las cunas que se llaman convertibles y las cunas podría decirse estándar. A continuación podréis encontrar las ventajas e inconvenientes que según la experiencia de distintas mamás se han detectado:

 CUNAS CONVERTIBLES 

Existen diversos tipos de cunas convertibles:

  • Las hay que se convierten en cama para niños, con unas dimensiones 70x140 cm, de esta manera cuando los peques ya van teniendo más autonomía se puedan usar como camitas de fácil acceso para ellos.
  • Por otro lado existen otras cunas convertibles algo más complejas, como ejemplo os indicamos las ventajas e inconvenientes de estas:

Ventajas

  • En un mismo módulo tenéis una habitación entera, incluyendo un escritorio, cajoneras, cama nido, y estantería. Podéis encontrar distintas configuraciones según vuestras necesidades, en el siguiente link os mostramos algunos ejemplos de configuraciones, ROS1.
  • Tiene la ventaja que con la primera compra se disponga de una habitación prácticamente completa para mucho tiempo al transformarse en camas de 90x190 cm.

  • Comodidad en cuanto a disponer de un lugar para poder cambiar al bebé y cajones donde meter todo lo necesario para el cambio.
  • Como hemos indicado anteriormente pueden elegirse distintas opciones, con cama nido, con cajones, nosotros os recomendamos con cama nido ya que en caso de que el pequeño pase mala noche podéis sacarla y dormir junto a él.

Inconvenientes

  • Estos módulos tienen de ancho 90 x 190 cm aprox. y no siempre se tiene espacio suficiente en casa para poder ponerlo como queremos.
  • Este tipo de cunas no tiene movilidad.
  • Y quizás, lo más importante, es que si se quiere tener otro bebé en un futuro nos encontramos con que no tenemos cuna para él ya que la cuna crece con el primer niño y la usará a lo largo de mucho tiempo.

 CUNAS ESTANDAR (60x120mm) 

Por otro lado están las cunas " de toda la vida" de 60x120 cm. La mayoría de estas cunas llevan ruedas para poder moverse, sin embargo debido al tamaño que tienen, su movilidad es reducida. En estas cunas los pequeños suelen estar hasta los dos años aproximadamente, dependerá de cada niño, luego habrá que ir pensando en pasarle a una camita más grande. Existen muchas marcas en el mercado desde los 120 euros que cuesta por ejemplo en Maxkinder hasta otras marcas de más alto rango como Micuna desde unos 200 euros aproximadamente.
 
Importante: la mayoría de estas cunas suelen tener dos alturas con lo que como alternativa a las cunas de los primeros meses puede ser una opción, poniendo la mayor altura se tiene al bebé cerca y gracias al espacio entre las barras se le puede ver sin tener que levantarnos permitiendo además una buena aireación. Debido al tamaño de las cunas nos puede parecer que el pequeño se "pierde" en ella, pero al principio se puede poner al bebe en un arrullo. Esta es una buena opción ya que el bebé dentro del útero está en contacto directo con las paredes del mismo y al nacer esa sensación, que tan a gusto les hacía sentirse, la pierden, lo que hace que algunos bebés se sientan incómodos. Mediante el arrullo, el bebé vuelve a sentir que algo le envuelve recordándole al útero materno pudiendo conciliar de esta manera mejor el sueño. El arrullo se puede comprar de esos que ya vienen preparados para hacerlo o hacerlo vosotros mismas con una mantita.
                                                                                                                                                                   

ACCESORIOS CUNA

 PROTECTORES CUNAS / "CHICHONERAS" 

Para protegerles de posibles golpes es conveniente ponerles un protector o "chichonera", tanto para la cuna convertible como para la cuna estándar. Hay muchos tipos en el mercado pero los que consideramos más prácticos son los que tienen fundas que se pueden quitar para lavar, dentro de la funda llevan una colchonetilla que al ser más consistente no se abomba sobre la cunita.

 
 
Truco: Para el caso de las cunas convertibles al no tener barrotes las tiras de los protectores no se pueden atar, así que la mejor forma que hemos visto para poder colocarlos es con velcro (coged el que es más anchito), para ello se pega en la cuna el lado que es de plástico y se cose el otro lado del velcro que es de tela a la funda del protector (para facilitar el cosido es mejor que sea desenfundable, y es preferible coser el lado del velcro que es de tela para que al lavar la funda no se enganche con el resto de ropa en la lavadora), es un poco engorroso pero es la forma que más asegura la sujección.

 COLCHONES 

La parte más importante de una habitación de bebé es sin duda el colchón, ya que es donde va a estar el bebé acostado. Las distintas organizaciones y pediatras recomiendan que sea un colchón confortable y de firmeza apropiada para el bebé. Hay muchas marcas en el mercado, como ejemplo os ponemos un colchón que fabrica la marca Eurocolchon, se llama Respir Baby, lo bueno de este colchón es que se puede quitar la funda y lavar por ambas caras, su coste está entorno a unos 85 euros.

SÁBANAS, EDREDÓN/MANTA O SAQUITOS PARA DORMIR

Para cualquier tipo de cuna se necesitará disponer por lo menos de dos juegos de sábanas. Cuando son pequeñines en vez de taparles con sábanas y mantas o edredones que pueden écharselas encima de la cara se les suele poner pijamitas tundosados que son más gorditos o saquitos para dormir y así nos aseguramos que se mantienen tapados toda la noche de la misma forma. Con lo que de momento durante los primeros meses solo serán necesarias las sábanas bajeras, los pijamas o sacos para dormir.

 CAMBIADORES 

Los cambiadores son otro punto básico a tener en cuenta en una habitación de bebé, aconsejamos tener cerca de él todo lo necesario para el cambio del bebé, así será todo más ágil y nos facilitará mucho las cosas. Se puede usar una cómoda normal teniendo en cuenta las medidas necesarias para poder poner el cambiador encima. Por otro lado existen también muebles que se usan para ese fin, en Ikea disponen de uno con precio asequible entorno a 20 euros. Respecto a las cunas convertibles de 90x190mm hay modelos que llevan un módulo que sirve para poner el cambiador. El cambiador se suele usar durante varios meses dependiendo de cada uno, desde aquí recomendamos los cambiadores tipo colchoneta que son más cómodos y confortables para los bebés además suelen llevar fundas lavables. Cuidado, no dejéis al bebé solo en el cambiador ya que hay un riesgo elevado de caída. Encima de las colchonetas podéis poner un cambiador portátil para facilitar la limpieza.
cenebaBeatrizpotter2.png