Etapas

DE 6 MESES A 1 AÑO

Esta época empieza a ser algo más estable que los primeros meses, pero "empieza" todavía queda bastante para que lo sea... El bebé va adquiriendo unas rutinas y hábitos que hacen que nuestro día a día vaya siendo algo más "fácil", de ahí que sea tan importante que desde pequeñitos intentemos seguir las mismas pautas todos los días, por ejemplo, el baño antes de cenar les suele relajar mucho, un suave masajito, comer, un cuento (si queréis) y a dormir. Sin embargo siguen siendo bebés y les costará poder dormir de un tirón toda la noche, así que ánimo y disfrutad de esta nueva etapa con sus nuevas "aventuras", como dice el refrán SARNA CON GUSTO NO PICA...

Nuestro bebé interacciona cada día más con todo lo que le rodea, es una etapa de descubrimiento para ellos, mientras nosotras ya vamos conociendo el porqué de muchos de sus llantos, y empezamos a disfrutar verdaderamente ya que nuestro cuerpo también se ha ido recuperando de todo lo que ha pasado. Llegados a este momento, e incluso unos meses antes, la mayoría tenemos que volver a trabajar, nuestra baja maternal se acaba, y nos toca dejar a nuestros pequeños en guarderías o con alguna cuidadora. Es un momento bastante difícil para las madres, tenemos que luchar contra nuestro instinto e intentar "conciliar" la vida familiar y laboral. Pero son tan pequeños que nos parte el alma tener que dejarles, nos decimos a nosotras mismas que no hay nadie en el mundo que lo vaya a cuidar mejor que nosotras, esas palabras se repiten constantemente en nuestra mente haciendo que ese primer día en el que después de unos pocos meses junto a nosotras día y noche lo apartan de tu lado, es bastante doloroso, lo pasamos mal y al llegar al trabajo es como si estuviéramos en una oscura nube.

En España la baja maternal dura muy poco tiempo, solo 16 semanas, el bebé ni si quiera tiene 4 meses, además si le estamos dando el pecho la incorporación al trabajo conlleva tener que adaptar tu cuerpo a este nuevo horario y dependiendo de cada trabajo podrás o no seguir con lactancia materna exclusiva, sino, también está la opción de lactancia mixta, más abajo os indicamos como poder hacerlo. Se hace contradictorio que el Estado Español se vanaglorie de seguir protocolos de sanidad en función del criterio de la Organización Mundial de la Salud la cual, en este caso, indica que lo mejor para el bebé y la mamá es la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y luego las leyes Españolas nos obliguen a incorporarnos mucho antes de los 6 meses, y ni que decir tiene sobre los autónomos que la mayoría han de volver mucho antes por necesidad...

 

 

Pero actualmente es lo que nos toca, aunque seguiremos luchando para que la legislación y la sociedad cambie hacia un mundo donde las madres tengan el lugar que les corresponde dentro del mundo laboral y familiar al mismo tiempo, para que la conciliación exista verdaderamente y no sean la madres las que se adapten al trabajo sino que sea el trabajo el que se adapte a las madres, de no ser así acabaremos por tener hijos que no serán nunca "nuestros", sino de las guarderías, colegios, actividades extraescolares...Para poder crear una sociedad en la que la justicia prevalezca deben ser las madres (y padres, los "de verdad") los que conduzcan y eduquen a sus hijos, y para ello no es necesario que las madres dejen atrás sus expectativas laborales, solo hay que instaurar el equilibrio. Pero todavía falta mucho por hacer, ahora mismo hay dos opciones, o dejar el trabajo y dedicarnos exclusivamente a la crianza de nuestros hijos, o intentar adaptarnos a la sociedad y seguir "compaginando" nuestra vida familiar y laboral con el sacrificio que esto conlleva, en esta opción existe la posibilidad de pedir en el trabajo la reducción de jornada pero según la experiencia de muchas madres, en España, por lo general "no está bien visto" por las empresas, y muchas madres por miedo a la reacción de la empresa no la piden, sabemos que es un derecho pero también sabemos lo que pasa con los derechos de los trabajadores actualmente y esto frena a muchas madres, esperemos que con el tiempo todo vaya cambiando. Pero no nos agobiemos, si lo hacemos no podremos ver más allá, aprovechemos el tiempo que estemos con nuestros pequeños dándoles todo el cariño que podamos.

Adaptación al horario de trabajo:

Si en vuestro trabajo disponéis de un lugar donde poder realizar la extracción de leche y luego meterla en la nevera del trabajo, podéis sacaros las tomas que necesitéis y llevárosla luego a casa en una neverita portátil para dejárselo a la cuidadora o abuela de vuestro pequeño y que se lo dé ella, también en la mayoría de las guarderías aceptan darle esa leche sin ningún problema pero de todas formas preguntadlo. También es conveniente antes de incorporaros que dejéis unas cuantas tomas congeladas para los primeros días, luego las iréis reponiendo.

Sin embargo y por desgracia en España, en muchos trabajos no tienen un lugar para poder realizarnos la extracción de la leche, ni tienen nevera, lo cual hace que la cosa se complique bastante. Con lo que la mayoría de las mamas suelen dejar de dar el pecho a sus bebés antes de incorporarse. Desde aquí os proponemos un método para intentar seguir por lo menos con la lactancia mixta, así seguís dando a vuestro bebé defensas importantes que le vendrán muy bien de cara a la guardería, ya que empiezan a tener más contacto con bacterias y virus, y lo que quizás sea aún más importante vais a poder seguir manteniendo ese contacto tan íntimo y especial con vuestro bebé mientras le dais el pecho al regresar del trabajo, seguro que para él será el mejor momento del día y vosotras os lo podéis tomar como un  momento de relax después del duro día de trabajo. El método está extraído del libro "Guía Práctica para Tener Bebés Tranquilos y Felices" de Tracy Hogg y Melinda Blau, este libro está bastante bien y nos puede ayudar en situaciones prácticas como es este caso, tendrá cosas que os guste y otras no, pero eso es lo bueno, formar vuestro propio criterio según vuestros principios.

 
cenebaBeatrizpotter2.png