Preparativos

BAÑO

El baño es un momento muy relajante para los bebés, quizás los primeros días no les guste mucho pero en un clima relajado, en poco tiempo lo acabarán disfrutando, además puede ser una buena herramienta para poder marcar ciertas rutinas que le ayudarán a conciliar el sueño.

Cuando son recién nacidos el baño tiene que ser cortito, secando bien el cordón umbilical y los pliegues de su cuerpecillo, evitando así que la piel se irrite.

El mejor momento para bañar a nuestro pequeño es cuando no tiene demasiada hambre ni demasiado sueño, ya que sino el baño puede convertirse en una auténtica pesadilla, con lo que os proponemos que el baño sea después de comer y tras una pequeña siesta que en total no supere la hora y cuarto así el pequeño llegará saciado al baño y lo disfrutaremos con él.

BAÑERAS

Existen varios tipos de bañeras en el mercado:

Bañeras con patas y cambiador incorporado

Estas bañeras están diseñadas para que puedas bañar al bebé con comodidad y a una altura en la que puedes manejarle perfectamente, cuando son recién nacidos esto nos da más seguridad a la hora de sujetarles mientras los bañamos. Si dispones de un baño grande puedes tenerla en el baño y desaguar la bañera por la goma que lleva incorporada, pero si no es así otra opción es bañarle en su habitación, si estáis en invierno podéis aclimatar el ambiente con un pequeño radiador eléctrico. Al disponer de cambiador incorporado tiene la ventaja de que se puede hacer todo junto, sin embargo una vez acabado el baño hay que colocar el cambiador encima de la bañera lo que hace que para una sola persona sea complicado teniendo en cuenta que tenemos al bebé cogido.

Bañeras con patas

Estas bañeras son similares a las anteriores, con la comodidad de bañarles en altura pero no tienen cambiador incorporado, su tamaño suele ser algo menor que las anteriores pero se requiere un cambiador aparte para poder secar y vestir al bebé.

Bañeras sin patas

Estas bañeras tienen la ventaja de que ocupan poco pero el inconveniente es que tienes que agacharte para bañarle ya que se suelen poner dentro de la bañera de los adultos, otra opción cuando son recién nacidos es ponerla encima de una mesa pero puede mojarse todo lo de alrededor.

 

 

 

 

Nota: Tened en cuenta que cuando el bebé empieza a tener más movilidad le gustará chapotear en el agua  dejando todo lo de alrededor perdido, los tres tipos anteriores se pueden meter dentro de una bañera o ducha grande evitando así empapar el suelo

ACCESORIOS BAÑO

Tal y como hemos comentado anteriormente es conveniente tener todo al alcance para poder realizar el baño con seguridad y disfrutar del momento.

El termómetro de baño es un accesorio imprescindible para poder asegurarnos que el agua está a la temperatura ideal (no debe superar los 36-37ºC). Podemos usar nuestro codo para ver si el agua está bien pero no es un método muy preciso ya que cada persona tiene una sensibilidad diferente a los cambios de temperatura con lo que se recomienda el uso del termómetro. Los hay de todo tipo en el mercado, pero por ejemplo tenéis el de la Marca Philips que sirve tanto para el baño como para saber la temperatura de la habitación del bebé.

Cuando el bebe es recién nacido bañarles con agua es suficiente, existen también cremas, como la crema de caléndula de Weleda, que se echa en el agua y no necesita aclarado. Pasados los primeros meses la piel del bebé va cogiendo firmeza y se puede empezar a usar gel y champú especial para bebés, hay distintas marcas pero por ejemplo la marca Weleda tiene su champú y gel en uno que da muy buenos resultados, fabricado con productos naturales, además es una marca que lleva muchos años en el mercado.

La esponja más aconsejable para los bebés desde el primer día es la esponja natural marina, las tenéis en farmacias y supermercados, en una comparativa la del Mercadona es más económica que las de la farmacia y además es muy suave. Se necesitará una para el cambio de pañal y otra para el baño.

Ah y que no se os olvide la toallita, las de capucha están muy bien para secar al bebé la cabecita.

Y como guinda del pastel terminaremos el bañito de nuestro peque con un masaje relajante, para cuando son recién nacidos los aceites de almendra son la mejor opción, si son de primera prensa mejor aún, estos los venden en herbolarios y parafarmacias. También las distintas marcas del mercado tienen aceites para dar masajitos pero revisad los componentes porque algunos tienen demasiadas sustancias que pueden llegar a irritar ciertas pieles. Hay tendencias y estudios que están analizando cómo afecta a nuestro cuerpo la cosmética que utilizamos, y se están detectando componentes como por ejemplo los parabenes que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, de hecho hay ya muchas marcas que están retirando estos componentes de sus productos.

Aceites para masajes
Leche corporal y Champú para bebes Weleda
Esponja Marina de Mercadona
cenebaBeatrizpotter2.png