Preparativos

ALIMENTACIÓN

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, nosotros desde aquí os animamos a que lo intentéis, en caso de que por cualquier circunstancia no podáis no os obsesionéis porque os encontraréis tristes y apenadas, y lo que vuestro hijo necesita más que nada es vuestra alegría. Otra alternativa que podéis intentar es la lactancia mixta alternando pecho con tomas de biberón. A continuación os indicamos ciertas diferencias entre lactancia materna y artificial en cuanto a los preparativos.

LACTANCIA MATERNA

En teoría, y si la lactancia se desarrolla correctamente, no se requiere tener ningún complemento adicional preparado antes del nacimiento del bebé, solo nosotras mismas. Al inicio de la lactancia, más o menos durante el primer mes y medio, pueden darse ciertos inconvenientes que hacen que la lactancia se haga bastante dura. Un inconveniente bastante común es la aparición de grietas en los pezones, para intentar solucionarlo lo mejor es acudir a la matrona para que detecte la causa y solucionarlo, éstas pueden aparecer debido a un mal agarre del bebé al mamar casi siempre ocasionado por una mala postura, como remedio, además de solucionar la posición del agarre se pueden usar las llamadas pezoneras para que el bebé no dañe más el pezón hasta que éste se cure, manteniendo así la lactancia materna. Otra posible alternativa para curar las heridas es la utilización de cremas como puede ser la crema Purelan de Medela que se puede encontrar en farmacias, sin embargo no es necesario tenerlo comprado porque puede que no se dé el caso.

A veces se hace necesaria la utilización de sacaleches por diversos motivos como: una mastitis*, la necesidad de que alguien le de la leche en tu lugar, por la incorporación al trabajo (en la sección de etapas indicaremos como nos puede servir el sacaleches a la hora de incorporarnos al trabajo después de nuestra baja maternal). Pero esto lo iréis viendo poco a poco conforme se desarrolla la lactancia, de todas formas por si queréis tener ya una idea previa los mejores son los eléctricos ya que los manuales pueden ser agotadores debido a que el tiempo que dura la extracción es más elevado, y en estos momentos no es que nos sobre mucho tiempo, la ventaja de los manuales es que el coste es menor. Unos sacaleches que están dando buenos resultados son los eléctricos de Medela.
 
*Nota: Si notáis dolor al dar el pecho acudid al médico urgentemente, la lactancia no debe producir ningún dolor con lo que puede ser que tengáis una mastitis que hará que vuestra lactancia sea bastante difícil así que cuanto antes lo podáis tratar mejor. Para ello lo suyo es que os hagan un cultivo de la leche y determinar qué tipo de bacteria está produciendo la mastitis, de esta manera el médico podrá recetar el medicamento más apropiado y compatible con la lactancia.
 
Existen en el mercado una especie de cojines adaptados para dar el pecho al bebé de forma más cómoda, pero eso depende de cada mamá, los hay en forma de U, los hay como almohadas muy grandes, y como opción más económica mediante unos cojines normales nos podemos acoplar como más nos guste. Tened en cuenta que tendréis al bebé cogido en la misma postura durante muchas horas a lo largo del día lo cual hará que vuestros brazos y cuello se resientan bastante, aparte de intentar dar el pecho en distintas posturas, la opción del cojín de lactancia es buena idea ya que el peso del bebé no recae directamente sobre vuestros brazos
Cuando estamos dando el pecho tenemos que tener en cuenta que hay productos y medicamentos que pueden pasar a la leche materna con lo cual lo tomaría directamente nuestro bebé, en la página e-lactancia, que ha elaborado el Hospital Marina Alta de Denia, podéis encontrar la compatibilidad de multitud de componentes con la lactancia materna.
Por otro lado nos pueden surgir muchas dudas a la hora de dar el pecho, lo mejor es consultarlo para intentar aclararlo y que la lactancia sea mucho más llevadera, por ejemplo a la matrona que nos corresponda en nuestro centro de salud. También existen diversas asociaciones que gestionan grupos de apoyo a las mamás en esta nueva etapa de sus vidas, entre otros encontraréis LA LIGA DE LA LECHE y MULTILACTA. Además, aquí, en nuestra "Cafetería" podéis enviar las consultas que necesitéis para intentar ayudarnos entre todas.

LACTANCIA ARTIFICIAL

Para la lactancia artificial es necesario tener preparado un biberón antes de llegar a casa. Una de las dudas que nos surgen es si comprarlo de vidrio o de plástico:
  1. Durante los primeros meses el sistema inmunitario de nuestro bebé sigue desarrollándose, en este momento se aconseja el biberón de vidrio ya que es un material en el que los gérmenes no se adhieren y su higienización es más profunda, el tamaño más apropiado es el de 150ml debido a que la cantidad que toma el bebé no es muy grande y estos son más manejables que los de 300ml (esto dependerá de cada bebé porque hay bebés que con dos meses y medio ya toman más de 150 ml con lo que necesitaréis los de vidrio de 300ml).
  2. Conforme el bebé va creciendo su sistema inmunitario se hace más fuerte, además, ya empieza a querer cogerlo por si mismo con lo que en este periodo los más aconsejables son los de plástico de 300 ml. Hay muchas marcas y modelos en el mercado, entre ellos recomendamos los biberones de la marca NUK fabricados en Alemania (ya sabéis los de los Mercedes Benz.. ;)), estos tienen la ventaja de que entre los distintos tipos de tetinas disponen de las anatómicas, intentando así asemejarse al pecho de la madre. También se debe disponer de un limpiador alargado para la limpieza del biberón después de cada uso. Ah y no os olvidéis de los baberos, los de velcro atrás se colocan muy fácilmente en el cuello del bebé.
Por si estáis de paseo y queréis dar el biberón a vuestro pequeño en cualquier sitio, como accesorio no tan prioritario podéis comprar en el Mercadona un dosificador de leche en polvo llevando la cantidad que esté tomando en cada momento. Lo conveniente sería dárselo calentito así que también podéis disponer de un termo para llevar el agua caliente, hay termos para líquidos y termos que valen tanto para líquidos como para poder poner las papillas cuando ya tienen unos meses más, así con uno ya tenéis para más tiempo. Respecto al tema de los baberos existen los que son desechables y apenas ocupan espacio para cuando necesitéis darle la toma.
Si vuestro bebé ha nacido en una época en la que no haga mucho frío podéis llevar una botellita de agua pequeña para hacer la mezcla no haciendo falta que esté caliente.
 
Otra opción que hemos visto muy práctica a la hora de llevar alguna toma cuando salimos de casa son los minibiberones como los que aparecen en la foto, son pequeños biberones que ya están preparados para darlos directamente, de esta manera nos quitamos el engorro de tener que llevar tantos trastos, pero su coste es más elevado.
Tetinas: Hay que tener en cuenta que las tetinas tienen un tiempo de vida limitado con lo que habrá que comprar de repuesto. Las hay con forma anatómica asemejándose al pecho materno lo cual hace que si optáis por la lactancia materna o  mixta sea mejor para que el bebé succione parecido en ambos casos.
            - Material: los hay de silicona y de látex, los de látex son los amarillos, siendo éstos más resistentes a las pequeñas mordeduras de los niños sobretodo cuando empiezan a aparecerles los primeros dientecillos.
            - Tamaño: tened en cuenta que cuando compráis un biberón la tetina que suele venir por defecto es para líquidos como la leche de inicio. Hay distintos tipos de tamaños, pero en general podríamos decir que los hay para la leche de inicio, y otros para la leche ya con cereales cuando la mezcla va siendo más espesa.
 
Leche de iniciación: Si optáis por la lactancia artificial debéis elegir entre las distintas marcas que hay en el mercado, en realidad son todas prácticamente iguales, su base es la leche de vaca y luego tienen distintos aditivos para mejorar sus características e "intentar" asemejarse a la leche materna. Hay mamás que les gusta ir cambiando de marca para que el bebé se acostumbre a distintos sabores y otras que durante los primeros meses les dan siempre la misma. Como idea, y si tenéis pensado llevarles luego a guardería preguntadles si la leche la proporcionan ellos y qué marca es la que utilizan porque así podréis ir acostumbrando a vuestro pequeño a ella.
 

HIGIENIZACIÓN BIBERONES

Hasta que el bebé tiene cuatro meses aproximadamente, se aconseja la esterilización de los biberones después de cada uso, conforme van creciendo ya no se hace necesaria la esterilización en cada uso sino cada poco tiempo para quitar bien los restos que pudieran quedar de la leche, de hecho es aconsejable que el bebé entre en contacto con determinadas bacterias para ir acostumbrando a su sistema inmunitario a enfrentarse a ellas.
Para esterilizar los biberones existen dos métodos (previamente se lavan con agua y jabón mediante una escobilla específica que pueda entrar en el biberón):
1. Esterilizar el biberón con todas sus piezas, esto puede hacerse mediante equipos eléctricos que venden para tal fin o simplemente en un cazo con agua hirviendo, este método es el más económico y tiene los mismos resultados. Por otro lado también se pueden meter en el lavavajillas pero la mayoría no alcanzan las temperaturas necesarias para la esterilización completa.
2. Mediante pastillas esterilizantes que se adicionan en el agua fría con el biberón
 
 

TRONAS 

Las tronas son prácticas a la hora de dar de comer al bebé ya que tienen una altura elevada para facilitar tal fin. Las hay que se hacen hamaquitas y tienen su propia bandeja para cuando el bebé empieza a comer solito. Por otro lado podéis encontrar también modelos que se pliegan de forma muy compacta haciendo que ocupen poco espacio. Y en Ikea también tienen una trona muy económica y que no ocupa excesivo espacio. Para los primeros meses no es necesario disponer de ella pero puede ser una idea por si alguien os quiere regalar algo ya que en cuanto empiezan con los purés se utiliza mucho.
 
 
 
 
 
Otra idea para regalo: Por otro lado también están las tronas portátiles, apenas ocupan espacio, y se pueden llevar a  un bar, a la casa de unos amigos en resumen a cualquier sitio donde vaya a comer tu peque. Se usan cuando ya se sientan así que de momento al principio no es necesario pero en pocos meses lo será. Las hay duras y más blanditas y ligeras como la de Tuc Tuc además lleva compartimentos abajo que se pueden aprovechar para meter cosas.
cenebaBeatrizpotter2.png